Proceso crucial que determina las tarifas eléctricas que pagan los clientes

En los últimos años se han introducido mejoras en los procesos licitatorios que han determinado una baja en los precios de adjudicación, repercutiendo favorablemente en las tarifas que pagarán los clientes en los próximos años.

La licitación de suministro eléctrico que se realizará dentro de los próximos meses será especialmente relevante debido al volumen de energía considerado, el cual superará el 30% del total de los consumos regulados del país.
Es así como se ofertarán 13.700 GWh y los contratos serán, en general, por el período de 2021 a 2041, lo que ha generado grandes expectativas en las empresas que ya están en el mercado, y otras que buscan entrar a él.
"Estamos convencidos que este proceso seguirá marcando una tendencia a la baja en los precios de adjudicación, lo que repercutirá favorablemente en las tarifas que pagarán los clientes en los próximos años. Ello, porque los precios resultantes de los procesos licitatorios son finalmente incorporados en las cuentas de los clientes finales", explica Francisco Sánchez, gerente de Regulación y Mercado Eléctrico de CGE; presidente del Comité de Regulación de Empresas Eléctricas A.G. y encargado del proceso de licitaciones en representación de las empresas distribuidoras.
El sistema de licitaciones de suministro eléctrico es importante, porque a través de él las distribuidoras eléctricas tienen acceso a la energía necesaria para satisfacer los consumos de sus clientes regulados ubicados entre Arica y Chiloé, teniendo siempre como objetivo esencial la obtención de precios competitivos en un mercado preferentemente de largo plazo.
Este sistema se introdujo en la Ley General de Servicio Eléctricos mediante una modificación efectuada en el año 2005, conocida como Ley Corta II, por lo que es relativamente reciente.
"Así, en cada proceso se han ido incorporando perfeccionamientos acordes a la realidad en que se han desarrollado", agrega Sánchez.
Por ejemplo, recién en las últimas licitaciones, dadas las importantes reducciones de costos asociadas a las Energías Renovables No Convencionales (ERNC), se han incorporado diseños que han mejorado sus posibilidades de participación, lo que ha contribuido a mejorar los niveles de competencia en el segmento de generación.
"Todo este proceso es conducido y liderado por la Comisión Nacional de Energía (CNE), la que en trabajo mancomunado con las empresas de distribución, regula y lleva adelante estas licitaciones", explica.
Justamente entre los cambios importantes en los procesos licitatorios está el nuevo rol de la CNE, que es la encargada de diseñar, coordinar y dirigir la realización de las licitaciones; el incremento en el plazo máximo de los contratos de 15 a 20 años; la posibilidad de incorporar mecanismos de revisión de precios en casos que por causas no previstas se produzca un excesivo desequilibrio económico, y la posibilidad de establecer que los oferentes que participen con proyectos nuevos tengan la facultad de postergar o suspender el inicio de suministro por causas no imputables a ellos y de acuerdo a un procedimiento reglado.
Otra modificación importante tiene que ver con la inclusión de bloques de suministro horarios, lo que ha incentivado la participación de proyectos en base a ERNC. "En términos generales, los cambios introducidos han tenido por objeto reducir los riesgos asociados a la participación de generadores que respalden su oferta en nuevos proyectos, agregando competitividad al proceso", explica Sánchez.
A su juicio, una parte de los cambios introducidos por la ley aprobada en enero de 2015, tiene por objeto reducir el riesgo asociado a ofertas respaldadas, más que por nuevos actores, por nuevos proyectos.
"La posibilidad de postergar el inicio de suministro por causas no imputables al generador y la de revisar los precios en casos que por causas no previstas se produzca un excesivo desequilibrio económico son claros ejemplos de ello", acota.
Resultados
Para Empresas Eléctricas A.G. los procesos de licitación efectuados desde 2014 han tenido resultados auspiciosos y consistentes. "Medimos el resultado de un proceso específico en tres variables: cobertura -cuánta energía del total se adjudica-, precio y participación. En los últimos procesos hemos visto que el desempeño de esas tres variables ha mejorado significativamente", señala.
Destaca que, particularmente, en el último proceso efectuado en 2015 participó un récord de 38 oferentes y se adjudicó el 100% de la energía requerida a 79 US$/MWh, el menor precio desde 2006.
Frente a la próxima licitación, comenta que hoy se tramita en el Congreso Nacional un proyecto de ley que establece nuevos esquemas de remuneración para los sistemas de transmisión, de modo que el costo de los sistemas de transmisión sea pagado directamente por los clientes finales (en la actualidad es pagada por los generadores), evitando con ello el pago en exceso asociado a los riesgos referidos.
"Así, el objeto de la anunciada decisión de la autoridad de posponer la licitación programada para abril es precisamente que la nueva ley se promulgue con anterioridad a la presentación de ofertas, de modo que los menores costos que deberán afrontar los generadores al no tener que pagar por el uso de sistemas de transmisión, se vean reflejados en los precios que oferten", concluye.

 

Origin: http://www.nexchannel.cl/Nex/noticias/suplemento.php?nota=14043869&mc_cid=6f9d0955ad&mc_eid=6dd92e5bdd