Una central fotovoltaica es como un organismo vivo, con una vida útil de al menos 25 años y al igual que con cualquier otro organismo, su rendimiento varía debido al envejecimiento de sus componentes, las influencias del entorno y el impacto de factores externos imprevistos.

Para garantizar el rendimiento máximo de la central en su fase de operación, el servicio O&M de AustrianSolar proporciona la operación, mantenimiento técnico y optimización permanente de la planta, incluyendo la elaboración de informes y documentación de forma independiente para cada uno de los componentes, así como para la central en su totalidad.

Las medidas correctivas, los programas de mantenimiento preventivo y las propuestas de optimización de la central, que incluyen los últimos avances técnicos, también forman parte de los servicios de operación y mantenimiento de AustrianSolar.